Accidentes Trafico Infantiles

0 comentarios admin Por admin El 2 de diciembre de 2008

La mitad de las muertes de niños menores de 14 años que se produjeron el año pasado se podrían haber evitado si se hubieran utilizado los sistemas de retención infantil adecuados, según ha declarado el jefe de Área de Educación y Divulgación de la Dirección General de Tráfico (DGT), Juan Jesús Martín.

Este es uno de los datos ofrecidos en la presentación del nuevo “programa bebé seguro” de la empresa de reparación del automóvil Midas, en el que colabora la DGT, que permite a los padres comprar una silla infantil en uno de sus puntos de venta, donde se les entregará un talonario de cheques por el valor de la misma, que después podrán gastar en distintas prestaciones de la compañía.

Los responsables de Tráfico están muy sensibilizados con esta cuestión porque la eficacia de estos sistemas de retención es muy alta, ya que su uso reduce la mortalidad y la posibilidad de sufrir lesiones graves entre un 40 y un 70 por ciento. Y son especialmente sensibles cuando se trata de menores, según ha señalado Martín, quien ha precisado que 5.591 niños se vieron involucrados el año pasado en accidentes de tráfico, de los que 108 murieron -52 viajaban en un turismo- y el resto sufrieron heridas de diversa gravedad.

Pero si se comparan estos datos con los de 2003, se puede comprobar que las víctimas infantiles han disminuido considerablemente: 6.818 niños estuvieron involucrados en ese año en accidentes de tráfico, un 21,94 por ciento más que en 2007, y además murieron en las carreteras 45 más, es decir 153.

Aún así, los datos siguen preocupando, porque, aunque hay una mayor concienciación de los padres de que “los niños tienen que ir sujetos en los coches”, el 22 por ciento de los menores que viajan en los asientos traseros de turismos o furgonetas no llevan abrochado el cinturón de seguridad.

Son datos de un estudio realizado por la DGT en 2006, que señala también que casi la mitad de los bebés menores de un año viajan incorrectamente sujetos, sobre todo porque lo hacen mirando hacia delante y no en sentido contrario a la marcha.

Martín ha hecho hincapié en que si un niño viaja sin sistemas de retención tiene cinco veces más posibilidades de sufrir lesiones mortales que otro que los lleva, y ha hecho alusión a una campaña de Tráfico de 2003.

En esa campaña se podía observar cómo una niña de 20 kilos de peso viajaba en un turismo sin ningún tipo de sistema de retención; el coche circulaba a 50 kilómetros por hora y al sufrir un accidente la pequeña se golpeaba contra el parabrisas con una fuerza equivalente a unos 500 kilos.

La mayor parte de las muertes infantiles se producen en las carreteras, con mayores velocidades, pero los trayectos aparentemente rutinarios, como el camino a la escuela o a la guardería, según Tráfico, constituyen también un riesgo elevado para la seguridad de los niños. Según ha explicado el director general de Midas España, Alain Glipo, esta empresa puso en marcha en 2005 el “programa bebé seguro”, que ha ido renovando hasta llegar a la versión presentada hoy, junto a unas nuevas sillas.

Los padres tienen que solicitar las sillas en los puntos de venta de Midas; les costará 95 euros, pero si quieren adquirir también el asiento con el sistema de sujeción Isofix deberán abonar 65 más. No obstante, en el momento de la entrega, la empresa le dará al conductor el talonario de cheques equivalente al coste de la silla, así como al del sistema Isofix, si lo adquieren.

Deja un comentario