Atropello Triplicaba Tasa Alcohol

0 comentarios admin Por admin El 5 de Junio de 2007

Además de no tener carné de conducir, el joven que el pasado domingo atropelló con un coche mortalmente a un hombre en la romería de Ronda, triplicaba la tasa de alcoholemia máxima. Así lo explicó el jefe de la Policía Local de la ciudad serrana, José Carrasco. En una comparecencia junto a la concejala de Tráfico, María de la Paz Fernández, el jefe policial detalló que la tasa máxima permitida para un conductor novel es de 0,15 miligramos por aire respirado, mientras que en el chico de 19 años J. L. F. era de 0,41 miligramos, casi tres veces más.

Carrasco, que defendió la actuación de los agentes en el suceso, indicó que en el momento del accidentes los policías que cortaban el acceso al carril que daba paso a la zona donde se celebraba la romería en honor a la Virgen de la Cabeza se encontraban atendiendo a otro conductor, cuyo vehículo se había salido del carril a una escasa distancia de donde se encontraban.

El conductor del vehículo, que resultó ileso al igual que la persona que le acompañaba, permaneció toda la jornada de ayer en la Comisaría de la Policía Nacional de Ronda, donde los agentes le tomaron declaración, a la espera de pasar a disposición judicial. Asimismo, continuaron las investigaciones para aclarar lo ocurrido con la toma de declaración a los testigos que presenciaron el suceso.

El de ayer fue un día luctuoso en la capital de la Serranía de Ronda, donde a las seis y media de la tarde se celebró el entierro de Manuel Dúctor Parra. Cientos de personas se acercaron a lo largo de todo el día por la capilla ardiente para expresar su pésame a la familia y dar el último adiós a este conocido empresario natural del vecino municipio de Igualeja que en la actualidad vivía en La Indiana, una pedanía rondeña.

Pesadumbre

En el tanatorio rondeño estaba Pedro Dúctor, muy apesadumbrado y visiblemente emocionado por lo ocurrido. Este joven se movía con la ayuda de dos muletas, ya que en el mismo accidente en el que moría su padre él resultó herido con un esguince en el tobillo al saltar para esquivar el vehículo que bajaba a gran velocidad por el último tramo del carril de acceso a la explanada en la que se celebraba la romería.

El propio Pedro relató a los periodistas cómo apenas tuvo tiempo para reaccionar y cómo su padre y su madre sufrían la embestida del automóvil, mientras que su novia, a la que el coche golpeó en un pie, lograba apartarse lo suficiente para no sufrir daños mayores.

Asimismo, su madre se recuperaba en la UCI del Hospital General Básico de la Serranía y a pesar de las múltiples fracturas que sufre, de momento su vida no corre peligro. Dúctor también manifestó que en esta edición, en su opinión, las medidas de seguridad en el recinto y en el carril de acceso habían disminuido con respecto a años anteriores.

Deja un comentario