Conductor Kamikaze Detenido

0 comentarios admin Por admin El 12 de abril de 2008

 Disparan al aire para detener a un kamikaze que circulaba ebrio por la A-7

Agentes de la Policía Local de Fuengirola le dieron el alto en varias ocasiones e incluso estuvieron a punto de ser arrollados por el coche en la autovía. El arrestado, que recorrió cinco kilómetros a contravía, triplicó el límite de alcohol

Le habían dado el alto circulando en paralelo y con las luces de emergencia encendidas. Pero no hizo caso. Dos agentes se metieron a pie en la autovía para intentar interceptarlo, jugándose el físico, y tampoco paró. Así que hubo que echar mano del plan C. Sólo se detuvo al escuchar una ráfaga de disparos intimidatorios.

Un conductor que presuntamente circulaba de forma ‘kamikaze’ protagonizó ayer una espectacular y arriesgada persecución en la que participaron patrullas de hasta tres Cuerpos de Seguridad distintos, que al final lograron interceptarlo. El detenido, un hombre de 42 años, dio positivo en la prueba de alcoholemia. Más aún, triplicó con creces el límite permitido, según ha podido saber SUR de fuentes consultadas.

Todo comenzó a las 3.30 horas de la madrugada del jueves al viernes. Una patrulla de la Policía Local de Fuengirola que circulaba por la autovía en sentido Málaga observó que en la calzada contraria -la que va a Marbella- un vehículo transitaba a contravía, es decir, hacia la capital.

Los agentes municipales se percataron que los demás conductores se veían obligados a dar volantazos y a realizar maniobras arriesgadas para esquivar al supuesto ‘kamikaze’ cuando se lo encontraban de frente en la carretera.

Entonces, se colocaron junto a él, separados sólo por la mediana y circulando en paralelo, para indicarle que se detuviera, porque iba en sentido contrario al de la marcha. Le hicieron señales con todos los medios que tenían a su alcance, pero el conductor hizo caso omiso.

Al ver que no lograban interceptarlo, la patrulla se adelantó varios kilómetros hasta el siguiente cambio de sentido y se colocó en la calzada por la que circulaba el presunto ‘kamikaze’. Los agentes dejaron el coche e invadieron la autovía a pie para darle el alto.

Avisos con linternas

Los policías utilizaron sus linternas y los destellos del coche patrulla para indicarle que se parara. Pero no lo consiguieron. Según las fuentes, tuvieron incluso que saltar de la carretera para evitar que los arrollara.

Entre tanto, los funcionarios ya habían avisado por radio a las unidades disponibles de Policía Nacional y Guardia Civil, que acudieron en su ayuda. Al final, los agentes se vieron obligados a efectuar disparos intimidatorios al aire para que se detuviera. Sólo así lograron que parara.

El conductor fue interceptado a la altura del Higuerón, dentro del término municipal de Benalmádena. Las fuentes calculan que pudo recorrer unos cinco kilómetros desde el punto en que fue visto por la Policía Local de Fuengirola hasta que el lugar en el que fue detenido. El arrestado, español y de 42 años, fue sometido a la prueba de alcoholemia. Según las fuentes, dio un resultado de más del triple del máximo, que para los conductores en general es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Diario Sur.

Deja un comentario