Plan para reducir victimas accidentes moto

1 comentario admin Por admin El 14 de Diciembre de 2007

El Ministerio del Interior ha impulsado la elaboración de un Plan de Seguridad Vial que tiene como objetivo reducir la siniestralidad de las motocicletas y los ciclomotores.

El plan se estructura en 36 medidas que se pondrán en práctica en los próximos cuatro años. Pero además, para dar una respuesta rápida al problema, se han seleccionado 19 acciones que se pondrán en marcha, con carácter urgente, en 2008.

El proyecto es fruto de una visión compartida y consensuada con todos los implicados en el sector de las dos ruedas, y parte de una preocupación por el aumento del número de muertos y heridos en accidente de motocicleta en los últimos años, y especialmente en 2007.

Siniestralidad de las motos

Según el European Transport Safety Council en su informe PIN (Panel INdex) 2007, el riesgo de morir en accidente de tráfico en moto es 17 veces mayor que en turismo.

Entre 2003 y 2006 las cifras de siniestralidad para todos los vehículos se han reducido en un 24%. En el caso de los ciclomotores el descenso ha sido del 21%. Por el contrario, en las motocicletas la siniestralidad ha aumentado un 31%.

Las cifras de muertos y heridos graves de motocicleta, que no de ciclomotor, aumentan tanto en zona urbana como en carretera. Entre 2003 y 2006 el número de muertos en carretera ha aumentado un 38%; en zona urbana un 12%.

Si atendemos a la evolución del parque de vehículos, entre 2003 y 2006 el parque de turismos creció un 10%, el de ciclomotores un 9% y el de motocicletas un 35%. Este crecimiento en el número de motocicletas no se ha distribuido de forma homogénea entre las distintas cilindradas. Así, la de mayor crecimiento, un 79%, es la de motos de entre 75 y 125 centímetros cúbicos (250.000 motos más), seguido del de motos de cilindradas superiores a 500 centímetros cúbicos que ha crecido un 45% (170.000 motos más) en esos tres años.

En cuanto al número absoluto de víctimas, en 2006 se registraron 481 muertos en motocicleta y 308 muertos en ciclomotor. En ese mismo año, hubo 3.152 heridos graves en motocicleta y 3.185 en ciclomotor.

La franja con más siniestralidad es la de las motocicletas de 500 cm3 y más, que registraron en 2006 el 75% de las víctimas mortales. En las motocicletas de hasta 125 cm3 murieron el 12% de las víctimas de accidentes de moto..

En julio de 2007 el seguimiento diario de los accidentes mortales en carretera arroja un incremento del número de muertos en motocicleta del 58% con respecto al mismo mes del año previo. Esta tendencia al alza se mantiene hasta la actualidad de forma que, de enero a noviembre de 2007, el número de motociclistas muertos en carretera es un 31,6% superior al del año anterior.

Una visión compartida por todo el sector de las dos ruedas

Para dar respuesta a este problema la Dirección General de Tráfico constituyó, en el primer trimestre de 2007, un Grupo de Trabajo formado por representantes de los principales implicados en el sector de las dos ruedas: fabricantes, distribuidores, aseguradoras, administraciones locales, asociaciones de usuarios, etc. El objetivo de este grupo ha sido asegurar el máximo nivel de consenso, tanto en el diagnóstico de las causas del problema como en el diseño de las soluciones.

Los miembros del Grupo de Trabajo son los siguientes: Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ANESDOR, Asociación Mutua Motera, Ayuntamiento de Barcelona, Ayuntamiento de Madrid, Dirección General de Tráfico, FECAVEM, GANVAM, Ministerio de Fomento, Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, RACC, RACE y UNESPA.

Los dos objetivos del plan

Los objetivos del plan, compartidos por todo el sector, son los siguientes:

  • Invertir la tendencia al alza del número de muertos y heridos graves usuarios de motocicletas y ciclomotores en nuestras carreteras, pueblos y ciudades.

  • Conseguir que el número de muertos por cada cien mil motocicletas, que se ha mantenido estable durante los últimos años en torno a 25, inicie un decrecimiento sostenido en el tiempo.

Las medidas

Las 36 medidas que contiene el plan se centran en cuatro ámbitos:

  • Mejorar la preparación de los motoristas para la conducción segura, tanto en las pruebas de acceso como en la formación complementaria en seguridad vial

  • Reducir los escenarios de alta siniestralidad que afectan a este tipo de vehículos

  • Combatir las prácticas de riesgo de los conductores de motocicletas y ciclomotores

  • Adoptar medidas para reducir las consecuencias de los accidentes

 

Un comentario